Categoría: Separaciones y Divorcios

GUARDA Y CUSTODIA DE HIJOS MENORES

La separación matrimonial o ruptura de la pareja, no exime a los padres de seguir cumpliendo sus obligaciones con respecto a sus hijos, como por ejemplo atenderlos y tenerlos en su compañía.

Tras la ruptura, la determinación de quién se ocupará de la atención diaria de los menores, es lo que se conoce como Guardia y Custodia.

Para la atribución de la guarda y custodia, incluso habiendo consenso entre los progenitores, se valorarán conjuntamente las circunstancias concretas del supuesto y determinados criterios como pueden ser el interés del menor, el principio de no separar a los hermanos, la convivencia del solicitante con tercera persona, el lugar de residencia de las partes, la predisposición del progenitor a que los menores se relacionen con el otro y demás familia extensa, etc.

Hay tres supuestos de guarda y custodia:

  1. Atribución de guarda  custodia a un solo progenitor.
  2. Guarda y custodia compartida.
  3. Guarda y custodia otorgada a tercera persona.

A continuación desarrollaremos cada uno de los tipos de guardia y custodia.

.Atribución de guarda  custodia a un solo progenitor:

Cuando la guarda y custodia de los hijos menores se atribuye a uno de los progenitores, se establece un régimen de comunicación, visitas y estancias a favor del progenitor no custodio. Este régimen suele ser flexible ya que prevalece siempre el interés del menor.

En el convenio se reflejará de forma expresa, quien tendrá la guarda y custodia de los menores.

2. Guarda y custodia compartida:

La reforma del código civil refuerza la decisión de los padres en relación a la custodia, que les permite acordar por convenio o el juez puede decidir, que la custodia se le atribuya a un solo progenitor o a ambos de forma compartida.

En caso de guarda y custodia compartida, es necesario fijar los tiempos de permanencia de los hijos con cada progenitor.

Según un estudio realizado por la » Institución Estadounidense Consejo de los Derechos del Niño» propone los siguiente tiempos de estancia con cada progenitor en función de la edad:

Menos de 1 año: Una parte cada día ( mañana o tarde)

De 1 a 2 años: Días alternos.

De 2 a 5 años: No más de dos días seguidos sin ver a cada progenitor.

De 5 a 9 años: Alternancia semanal, con medio día de convivencia con el otro progenitor.

Más de 9 años: Alternancia semanal completa.

Aunque las partes quieran establecer la custodia compartida, será el abogado el que valore las circunstancias de los progenitores en relación a la viabilidad de la custodia compartida, por ejemplo la capacidad de comunicación de los padres en situación de conflicto, la proximidad y compatibilidad geográfica de los domicilios, estilos educativos homogéneos, etc..

3. Posibilidad de atribuir la guarda y custodia a terceras personas:

Este situación es muy excepcional. El C.C. permite que excepcionalmente los hijos puedan ser encomendados a abuelos, parientes y otras personas que así lo consintieran, en el caso de no hacerlo el juez encomendaría  las funciones de tutela a una institución idónea.

En el caso de llegar a esta situación, se analizaría detalladamente para evitar fraudes por parte de los progenitores que quieran eludir la protección, guarda y acogida del menor.

 

Contacte con nuestro equipo de Abogados de familia para resolver cualquier duda y poder proceder a las acciones legales que se requieran.

TELÉFONO 952 56 17 44

 

 

Atribución del uso de la vivienda para el supuesto de Custodia Compartida

Alba & Luna Abogados Benalmádena es un despacho de abogados especialistas en divorcios y una de las cuestiones más habituales por parte de nuestros clientes es, quien tendrá el derecho del uso y disfrute de la vivienda o domicilio habitual en caso de divorcio con custodia compartida.

 

El Código Civil no dictamina reglas especiales de atribución de la vivienda en caso de custodia compartida, por lo que podemos hablar de varias posibilidades:

1. Qué los hijos permanezcan en la vivienda y sean los padres los que se desplacen en sus periodos establecidos. La vivienda se atribuirá a los hijos y al progenitor que en cada momento tenga atribuida la custodia directa en el periodo de convivencia en el hogar familiar.

Ésta opción solamente se suele conceder de forma esporádica, por la cantidad de incidentes que   genera, a parte de ser incompatible ante la formación de una nueva familia.

2. Qué sean los hijos los que cambien de domicilio, en éste caso de atribución del uso de la vivienda se atenderá al interés del progenitor más necesitado de protección, teniendo en cuenta la situación   económica, salud o disposición de otra vivienda de cada cónyuge.

Los tribunales suelen introducir una limitación con el objetivo de no privar al no ocupante de ejercitar sus derechos legítimos.

3. Qué no se realice atribución a ninguno, en el caso de ser el único bien ganancial o en propiedad común, propiciando la división de la comunidad o la liquidación de la sociedad ganancial.

 

¿Quiere que hablemos?

sus dudas serán respondidas desde el primer momento.

TELÉFONO 952 56 17 44

 

Modificación del Convenio Regulador

Antes de incurrir en un delito por el  incumplimiento del convenio regulador ratificado por el Juez, debido a que sus circunstancias personales hayan cambiado y no pueda cumplir con alguno de los puntos acordados, es altamente recomendado modificar dicho convenio regulador donde se plasme las circunstancias actualizadas.

Las medidas aprobadas en el convenio regulador actual, pueden ser modificadas por parte del juez directamente o presentando un nuevo convenio para ser aprobado judicialmente siempre y cuando sus circunstancias hayan cambiando sustancialmente.

Que se entiende por modificación sustancial de las circunstancias:

  • Que se trate de hechos surgidos posteriormente a la sentencia donde se acordó dichas medidas. Por ejemplo conseguir un trabajo mejor remunerado o peor remunerado al que tenía en el momento de firmar el convenio.
  • Que dicho hechos supongan una modificación de las circunstancias que se tuvieron en cuenta cuando se aprobaron dichas medidas.
  • Que el cambio de las nuevas circunstancias tengan permanencia en el tiempo, es decir que no sean situaciones transitorias. Por ejemplo cobrar un mes mas salario no supone una situación duradera en el tiempo.
  • Que éstos nuevos hechos sean ajenas a la voluntad del cónyuge en el momento de la modificación, es decir que éstos hechos no hayan sido buscados para poder modificar el convenio.
  • Dichas alteraciones deben ser acreditadas por parte de quien pide la modificación del convenio regulador

Contacte con nuestro equipo de Abogados de familia, especialistas en Divorcios y conflictos familiares, para resolver cualquier duda y poder proceder a las acciones legales que se requieran.

TELÉFONO 952 56 17 44

 

Divorcio con hijos: Derecho de visitas por parte del progenitor no custodio

El divorcio es un gran cambio tanto para la pareja como para los hijos que ven cómo la estructura familiar que ellos hasta entonces conocían, se rompe.

Expliquemos como se regula el derecho de visitas:

Es la medida que se incumple mayoritariamente, debido a que el progenitor que tiene la custodia debería presentar una actitud de colaboración, que en muchos casos es inexistente debido a la crisis matrimonial de la pareja.

Por eso el progenitor que no conviva con los hijos y que encuentre dificultades en la ejecución de la sentencia, donde se acordaron el régimen de visitas y los contactos con el menor, serán los Tribunales y las Instituciones del Estado quienes tomarán medidas directas para el restablecimiento del contacto entre progenitor demandante y sus hijos.

Muchas Comunidades Autónomas, entre la que se encuentra Andalucía, tienen competencia en materia de asistencia social estableciendo unos mecanismos que ayudan a el cumplimiento de la sentencia judicial en relación a los derechos de los padres e hijos que no conviven juntos. Entre dichos mecanismos señalamos los siguientes:

    • Seguimiento del régimen de relación por parte de un equipo asignado por el juez.
    • Nombramiento de un coordinador parental o supervisión por un familiar o por los servicios sociales.
    • Lo más habitual es que el progenitor se reúna con el menor en unos centros especiales llamados «puntos de encuentro», donde el menor siempre estará supervisado por el personal, tanto a la entrega del menor, como durante el encuentro como a la recogida del mismo.

Pueden presentar una demanda los progenitores no custodios que reclamen su derecho de ver a los menores y los abuelos a quienes se les haya reconocido un derecho de visitas a los nietos.

Por otro lado, el progenitor demandado puede formular su oposición al encuentro entre el otro progenitor y los hijos, siempre y cuando se den alguna de las siguientes circunstancias:

  • La negativa del menor.
  • Incumplimiento sistematico por parte del ejecutante.
  • Existencia de episodios de violencia.
  • Que haya una modificación sustancial de las circunstacias.
  • Que exista un largo periodo de tiempo sin cumplirse el régimen de visitas.

Contacte con nuestro equipo de Abogados Divorcios Benalmádena para resolver cualquier tipo de duda y poder proceder a las acciones legales que se requieran.

TELÉFONO 952 56 17 44